LA TRILOGÍA DEL DÓLAR

Vivimos frecuentemente en un Western, a veces spaguetti, otras veces uno más revisionista y en algunas ocasiones hasta es chili. Spaguetti porque nos comemos lo que nos pasa, revisionista porque a veces nos miramos y determinamos qué está sucediendo en nuestro ser y otras veces chili, porque de darnos cuenta de cosas muchas veces nos pica.

ImagenEsta entrada se llama la trilogía del dólar, precisamente por tres películas del oeste que todos conoceremos: “El bueno, el feo y el malo”, “La muerte tenía un precio” y “Por un puñado de dólares”. El dólar es esa moneda que representa tantas cosas, entre ellas el éxito, los sueños hechos realidad, la riqueza, la felicidad…. Tantas cosas de las que acabamos siendo esclavos sin darnos apenas cuenta.

Todo porque un día llegó el bueno, te ofreció un puesto de responsabilidad que no quería el feo y que te llevaría a vivir un momento excepcional, llegando a desearlo tanto que piensas que todo el mundo es malo. Finalmente aceptas el puesto por un puñado de dólares y al pasar varios meses te das cuenta que tu muerte tenía un precio, que precisamente fueron ese puñado de dólares que costó quitarte la vida por una de esclavitud.

Nos limitamos a mantener la ley y el orden, o simplemente a cuidar que nuestra diligencia llegue a su destino, sin importarnos los indios o las personas que nos llevemos por delante. En el oeste todo vale, no hay reglas, solo la ley del más fuerte. Desgraciadamente utilizamos nuestras pistolas para nuestro bien particular, cuando podrían utilizarse otras armas para poder conseguir que todo el mundo estuviese bien e incluso para batirse en duelo con los más poderosos.

Por un puñado de dólares estamos dispuestos a cualquier cosa, se demuestra en el día a día, se demuestra en cada momento. Vivimos como unos cazarrecompensas de la valoración del resto, hacemos las cosas para que nos digan que está bien o está mal.y que nosotros somos los buenos, y el resto los feos y los malos.

Poned precio a vuestra vida y dadle la importancia que se merece. No le deis valor a la muerte de vuestra identidad.

Tomaos una zarzaparrilla para reflexionar y apostad por lo que sois.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s